Restauraciones sin metal: ventajas sobre las coronas metal-cerámicas.

Hoy vamos a hablar sobre las restauraciones sin metal y las ventajas que tienen a la hora de restaurar nuestros dientes. En cuanto a los materiales utilizados en prótesis fija, en un primer momento se empezó a emplear el oro; material fabuloso por su nobleza y biocompatibilidad pero poco estético y débil ante las fuerzas de masticación.

Posteriormente se buscó corregir esos defectos y aparecieron entonces las coronas de metal cerámica; combinación bastante segura y estética pero todavía presentaba ciertos problemas como irritación e inflamación de la encía en la zona en contacto con el metal debido a la escasa nobleza de dicho metal. En numerosas ocasiones esto produce retracción de la encía dejando visible esta cofia interna de metal y conllevando así una desventaja estética. Por esto, no cesaron los esfuerzos por lograr sistemas totalmente cerámicos que aportasen mayor compatibilidad con los tejidos y propiedades estéticas.

La creciente demanda de odontología estética, ha provocado que los tratamientos en la clínica cambien para conseguir una boca libre de metales. Todo ello ha conllevado una verdadera revolución en el mundo de los materiales cerámicos, adquiriendo en las dos últimas décadas, propiedades que les permiten conseguir buenos valores estéticos, biológicos y funcionales sin necesidad de recurrir al núcleo interno de metal. 

imagen donde se observa las facetas metálicas expuestas y el desajuste con la encía

Los materiales cerámicos están desbancando a los usados previamente y debemos saber que el futuro apunta claramente en esta dirección.

Cuando hablamos de coronas totalmente cerámicas nos referimos a aquellas formadas por una matriz interna cerámica de alta resistencia recubierto por una cerámica que imita la estética de un diente natural. La cofia va a permitir tolerar las cargas de masticación y la cerámica de recubrimiento aporta la estética necesaria en este tipo de restauraciones. Por lo tanto pese a ser totalmente cerámicas están formadas por dos materiales diferentes.

 

Observamos dos coronas totalmente cerámicas en la que podemos observar la translucidez.

VENTAJAS de las restauraciones sin metal:

  • Estética: las restauraciones totalmente cerámicas reproducen mejor las características estéticas del diente natural. Fenómenos como la translucidez y la refracción son imposibles de alcanzar con las restauraciones metálicas.
  • Biocompatibilidad: las cerámicas tienen un comportamiento más biológco que los metales. Y eso se traduce en menor inflamación, enrojecimiento y retracción de las encías.
  • Se elimina el componente metálico: si se produce alguna fractura de la cerámica superficial, no es tan complicado de reparar. Además, si la fisura o fractura deja ver la cofia interna sigue siendo estético, cosa que no ocurre cuando la capa interna está formada por metal.
  • Las porcelanas son más inertes que los metales: los metales pueden sufrir procesos de corrosión que impliquen verter iones nocivos a los tejidos de la boca, cosa que no ocurre con la cerámica.
  • Menos invasivo para el diente: gracias a la buena adhesión que se logra con las restauraciones totalmente cerámicas es posible restaurar un diente sin las necesidad de tallarlo completamente. Las incrustaciones y carillas de porcelana son muy buenas soluciones y poco agresivas con los dientes comparado con las coronas de metal porcelana tradicionales.

Por tanto, los materiales empleados en las prótesis fijas han evolucionado mucho a lo largo de los años hasta conseguir las mayores ventajas posibles. Debemos saber aun así que la elección concreta del material dependerá de las prioridades del paciente y las consideraciones del odontólogo.

Desde Clínica Isla esperamos que os haya servido esta información. Si tenéis alguna duda o necesitáis algún consejo sobre este tratamiento de odontología estética, no dudéis en poneros en contacto con nosotros.