¿Puedo ponerme implantes si tengo poco hueso? Analizamos las soluciones para casos especiales.

Los implantes dentales son la mejor solución para reponer los dientes ausentes. Pero ¿qué pasa cuando no tenemos el hueso suficiente para ponerlos?.

A menudo escuchamos a algún familiar o conocido que quería tratarse mediante implantes dentales y que su dentista le dijo que era un caso muy complejo o directamente que no podía ponérselos por falta de hueso.

Pues bien, en el post de hoy vamos a hablar sobre estas situaciones y qué soluciones ofrecemos en Clínica Isla para estos casos especiales.

Lo primero que debemos saber sobre la cantidad de hueso es cuánto es poco y cuánto es mucho. Es decir, a la hora de abordar estos caso complejos es muy importante conocer con precisión la cantidad de hueso real del que disponemos. A día de hoy el TAC es una herramienta que nos aporta esta información con detalle y precisión milimétrica.

Con el software  que posee nuestro escáner oral (Escáner radiológico dental 3D) podemos realizar simulaciones de las cirugías. Con este programa previsualizamos las estructuras de riesgo y así abordaremos las posteriores cirugías con mas seguridad.

Estudio implantológico

En el estudio es dónde programamos qué implante y en qué posición se coloca.

 

¿Por qué se dan estas situaciones de falta de hueso?

Influyen factores tan simples como el paso del tiempo y otras situaciones que vamos a comentar a continuación:

  • Atrofia ósea natural por el paso del tiempo: en el momento en el que el hueso deja de realizar su función natural como es la masticación, se pone en marcha un proceso de reabsorción que conlleva una paulatina disminución de su tamaño ya sea en altura o en anchura. Así, cuanto más tiempo pasemos sin reponer un diente mayor atrofia se produce y más complicaciones tendremos a la hora de colocar un implante.
  • Periodontitis: Cuando la periodontitis avanza y no se diagnostica o trata a tiempo, afecta a la estructura ósea del maxilar y mandíbula de forma crónica suponiendo una degeneración y pérdida de hueso que impedirá la colocación de implantes de forma convencional.

 

Así, cuanto más tiempo pasemos sin reponer un diente mayor atrofia se produce y más complicaciones tendremos a la hora de colocar un implante.

  • Extracciones o traumatismos: en algunas ocasiones un golpe provoca la avulsión o pérdida de un diente. Cuando esta situación se mantiene en el tiempo sin reponer la pieza dental perdida, el hueso comienza a reabsorberse en esa zona concreta, y lo mismo ocurre tras una extracción dental.
  • Osteoporosis: la osteoporosis es una enfermedad compleja y multifactorial que a nivel bucal supone una disminución de la cantidad de hueso y mayor fragilidad y riesgo de fractura, especialmente en la mandíbula.
  • Infecciones dentarias: los abscesos o flemones derivados de una caries siempre van acompañados de un defecto en el hueso. Es decir la infección cuanto más grande o mayor tiempo lleve instalada en la boca generará un daño más profundo en el hueso. En estos casos cuando ejecutamos la extracción siempre tendremos una cicatrización peor que nos dificulte la posterior colocación de un implante. Esta situación se agrava en los dientes del sector anterior donde la estética ocupa un lugar relevante.

¿Qué soluciones tenemos para estos casos?

Debemos diferenciar dos aspectos a la hora de elegir una técnica regeneradora; por un lado el grado de severidad o avance de la atrofia, y por otro la zona en la que se localiza. A continuación describiremos las principales técnicas de regeneración ósea.

Colocación de implantes especiales

Con el paso del tiempo se han ido creando implantes de diferentes dimensiones que permiten solventar casos de pequeñas faltas de hueso horizontales o verticales. Se trata de implantes más cortos pero más anchos o implantes más largos y estrechos. De esta manera, se consigue un tratamiento eficaz y duradero en casos que así lo permitan.

Mediante estos implantes especiales nos valemos del hueso ya existente para reponer las piezas dentales perdidas sin necesidad de regenerar nuevo hueso. Pero está claro que cada pacientes es distinto y único y por ello no todos pueden ser tratados con este tipo de implantes. Se requiere una cantidad mínima de hueso para poder colocarlos con suficiente estabilidad; en casos más severos de pérdida de hueso necesitamos recurrir a otras técnicas.

Elevación de seno maxilar

Es una solución antes casos de falta de hueso en la región de los molares superiores. Esta técnica quirúrgica consiste en la aplicación de biomateriales que estimulan, guían e inducen el crecimiento óseo en aquellas zonas donde no contemos con la altura de hueso suficiente.

Se realiza un levantamiento de la membrana del seno maxilar y en el espacio generado se coloca un biomaterial que permitirá regenerar hueso suficiente en altura para colocar un implante de mayor longitud.

 

Regeneración ósea mediante biomateriales e injertos de hueso autólogo.

A la hora de recuperar el volumen óseo perdido lo podemos hacer mediante injertos de hueso autólogo del propio paciente o mediante biomateriales. Rellenado estos defectos por falta hueso vamos a recuperar al cabo de unos meses ese volumen óseo necesario para poder colocar implantes dentales.

Gracias a la  bioingeniería de tejidos podemos dar solución casos de falta extrema de hueso donde sería imposible colocar implantes de forma convencional.

 

Barreras oclusivas

Las barreras oclusivas son una técnica vanguardista fruto de la inclusión de la tecnología CAD-CAM en la cirugía oral. Mediante impresoras 3D se crea un biomodelo o réplica exacta de la anatomía del paciente y se confecciona sobre él un dispositivo biomédico de titanio a medida. Tiene una alta precisión al estar personalizado para cada paciente y permite una regeneración biológica natural gracias a un coágulo de la sangre del paciente que se coloca en el interior de la barrera.

Gracias a la  bioingeniería de tejidos podemos dar solución casos de falta extrema de hueso donde sería imposible colocar implantes de forma convencional.

En clínica Isla somos especialistas en implantología oral. Si vives un caso de falta hueso o tienes cualquier duda sobre estos tratamientos, en Clínica Isla estaremos encantados de responder a todas tus preguntas.