RESTAURACIONES SIN METAL

Tradicionalmente, la reposición de piezas dentales perdidas se llevaba a cabo mediante técnicas como los puentes o coronas de metal, que se recubrían de porcelana. Esto daba lugar a inconvenientes estéticos, fruto de la exposición de la parte metálica. A esto se unía la utilización de materiales inadecuados que desembocaban en problemas de salud como alergias, irritaciones de encía, etc..

Sin embargo, en nuestra clínica apostamos por las restauraciones sin metal, gracias a las cuales podemos evitar todos estos problemas. Para ello utilizamos materiales cerámicos como las cerámicas aluminosas, circonio y el silicato de litio. Estos materiales no sólo son mejor asimilados por el cuerpo, sino que además con ellos conseguimos una mayor definición estética, ya que imitan más fidedignamente las características naturales de los dientes, permitiendo incluso el paso de la luz a través de ellos de la misma forma que las piezas naturales.

Para conseguir los mejores resultados para cada paciente nos basamos en el profundo conocimiento de los cánones de belleza facial, en la aplicación de las últimas tecnologías y la adaptación individualizada para cada paciente.